La gioconda

La Gioconda

Seis canciones para tres voces masculinas y grupo instrumental

sobre textos tomados del ciclo de poemas homónimo escrito a 6 manos por Pablo Katchadian, Marcelo Galindo y Santiago Pintabona

(Las 6 canciones se estrenan el domingo 18 de agosto,  junto con obras de Guillo Espel, Pablo Mainetti, Víctor Torres y Daniel Sorucco en el marco del espectáculo escénico: Odio a mi familia)

——–Sobre el espectáculo—————-

Crítica en el Diario La Nacion

Microcrítica (Leando Donozo)

 ———Sobre la obra————————–

En 2007, los poetas Marcelo Galindo, Pablo Katchadjian y Santiago Pintabona se juntaron para escribir poemas a seis manos.  Escribieron mucho, se diviertieron otro tanto y luego dejaron una selección de los poemas  que más le gustaron, bajo el nombre de La Gioconda.

El año pasado, trabajando con Katchadjian para otras dos obras que contarían con sus textos (Los Siete haikus alrededor de la ciudad e Inventarios argentinos II “La ciudad”) me pasó el link al ciclo.

Me gustó mucho el material,  que leí imaginándome cómo habría transcurrido ese encuentro de amigos tirándose ideas y disparates de humor nonsense.

Hasta que me llegó la propuesta de Andrés Gerszenzon para sumarme a un espectáculo escenificado con obras para voces e instrumentos solistas del Coro y orquesta de la UBA.

En ese momento me quedó clara  la idea de reponer, musical y escénicamente, ese  momento de escritura a seis manos. Sin saber y sin preguntar cómo fueron esas jornadas, yo intentaría algo así como  ”mi versión musical de los hechos”  con tres cantantes varones, que estarían acompañados por un grupo instrumental de flauta, clarinete, trombón, violoncello y contrabajo.

De entre los 39 poemas, me quedé con seis. En el original los poemas solo están separados por números, yo decidí bautizarlos:

  1. Números
  2. Apellidos
  3. Necesidad de cariño
  4. La amistad
  5. Misterioso
  6. Lo
Para curiosos y ansiosos, acá quedan los textos y la primera página de la partitura correspondiente:
(Hacer click sobre las imágenes para ver en detalle)

1. NUMEROS

4 ginebras
1 vaso de leche caliente
una ducha y a la calle
a enfrentar el día
y la jornada laboral de nueve horas
en la oficina, con mi jefe.
Trabajo hace 15 años, y es difícil
somos nosotros dos solos
en la fábrica más importante de galletitas.

2. APELLIDOS

Pucheli, campeón de ajedrez.

Feroca, dueño de una tapicería.

Guno, chofer de la línea 180.

Fonseca, conductor del 60.

Faturossi, carnicero en Coto.

Binnetta, oficinista en Rivadavia al 3600.

Bolonia, gobernador de la ciudad.

Oneto Machán, recepcionista de Telecom.

Pucarelli, profesor de backgammon.

3. NECESIDAD DE CARIÑO
Tengo necesidad de cariño,
por eso llamo a cada uno de mis amigos, que son siete,
cuatro veces por día. Esto da veintiocho llamados
que hago en las dieciséis horas que paso despierto.
Sacando las dos horas de almuerzo y cena, quedan catorce horas,
es decir, dos llamados por hora de unos quince minutos cada uno.
Y aun así, tengo más necesidad de cariño:
mi abuela me llama sin que la llame.
Odio a mi familia.
Mi abuela no lo sabe.
Mi madre no lo sabe. Mi padre no lo sabe.
Mi hermano no lo sabe. Mis hermanas no lo saben.
Mis primos no lo saben.
Mis tíos lo ignoran.
Sólo lo sabemos mis amigos y yo.
4-LA AMISTAD
La amistad es una túnica
única,
el dolor es un trofeo
feo.
Cuando creo entender
la música del mundo
incluso yo mismo me confundo.
La amistad es una túnica
única,
el dolor es un trofeo
feo.

La música del mundo es la recorrida en una discoteca cortada por una mampara

rara.
Incluso yo mismo, como decía Borges,
yo mismo soy mi propia cadena de supermercados con oscuras
luces
azules.
La amistad es una túnica
única,
el dolor es un trofeo

feo.

5-MISTERIOSO
Es misterioso.
No puede ser usado por segunda vez,
como un ataúd.
Ni por tercera vez,
como un pañuelo.
Es misterioso.
No puede ser falsificado,
como un billete,
pero lo podemos dar vuelta con un palo,

cuidadosamente.

6-LO
Lo pusieron en bolas.
No dijo nada.
Lo tiraron al agua.
Medio nadando y medio ahogado, como pudo,
se sacó la campera,
se sacó los borceguíes.
Salió del agua y no dijo nada,
pero dijo: me pusieron en bolas.



vaca
Las Dos Orillas - Cuarteto
Las Dos Orillas - La destileria
Dúos para instrumento solo y laptop
sergio catalan
imagen-satelital-nocturna-gran-buenos-aires